¿Qué consecuencias fiscales tiene vender un piso en Sevilla por debajo de su valor catastral?

vender-debajo-del-valor-catastral

Cualquier persona que desee vender un piso en Sevilla o en cualquier otro punto de nuestro país, es libre de elegir el precio de venta que desee para su vivienda. Ahora bien, que pueda elegir el precio de venta que desee, no quiere decir que la operación no vaya a tener consecuencias.

La principal desventaja de vender un piso en Sevilla a precio excesivamente reducido, es por supuesto la pérdida de rentabilidad de la operación. Si vendemos un piso por debajo del valor marcado por el mercado, estaremos dejando de ingresar una importante cantidad de dinero, una situación desde luego poco deseable para cualquier propietario.

Conoce el precio del metro cuadrado en cada distrito de Sevilla, descargando el Observatorio del Mercado Inmobiliario de Sevilla:

Mercado Inmobiliario Sevilla 1º semestre '19

Sin embargo, ante la urgencia o imposibilidad de cerrar la transacción, muchos propietarios deciden vender su vivienda por debajo del valor catastral. Esta operativa, era muy habitual en tiempos de crisis, sin embargo, a día de hoy todavía podemos encontrar situaciones similares.

Ejemplo: Unos hermanos acaban de recibir una herencia y desean sacar al mercado la vivienda cuanto antes porque se ven incapaces de hacer frente a los costes fijos que acarrea: IBI, facturas de agua y luz, seguros, comunidad...

Pero, además de la falta de rentabilidad, ¿qué implicaciones fiscales puede tener vender un piso en Sevilla por debajo de su valor catastral?

Consecuencias para el comprador

Para empezar, el primer afectado sería el comprador. Estas consecuencias fiscales, vendrán de la mano del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

Después de abonar su tasa de ITP correspondiente (un 8% sobre el valor escriturado en la comunidad andaluza), Hacienda podría hacerle llegar una nueva liquidación una vez analizado el valor de la transmisión y comprobado que se encuentra por debajo del valor catastral.

Llegado el caso, el comprador tendría que abonar, además del 8% sobre el valor escriturado que abonó en su día, el 8% de la diferencia entre el valor por el que escrituró la vivienda, y el valor comprobado por la Administración, más los intereses correspondientes por el retraso en el pago

Ejemplo: Compramos un piso por 100.000 y abonamos 8.000 por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Para Hacienda, esa vivienda tiene un valor de 200.000 y le corresponde un ITP de 16.000. En este caso, Hacienda nos exigirá el pago de la diferencia (8.000 más) más los intereses generados por el retraso. 

Consecuencias para el vendedor

Sin embargo, el gran perjudicado de todo este asunto, es siempre el vendedor. Lo mismo que puede ocurrirle al comprador con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales, puede ocurrirle al vendedor con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

La Agencia Tributaria se encargaría de hacerle llegar al vendedor la nueva liquidación de la tasa una vez comprobados el valor efectuado y el valor catastral de la vivienda. El vendedor se vería obligado a abonar la diferencia entre ambos valores más los intereses de demora

Llegados a esta situación, el vendedor tiene dos opciones:

  • Aceptar y abonar la diferencia más los intereses
  • Solicitar una apertura de expediente de tasación contradictoria. En este caso, el vendedor tendría que argumentar porqué ha vendido su vivienda por debajo del valor fijado por la Administración. 

Nuestra recomendación

Si necesitas vender un piso en Sevilla con urgencia, lo mejor es que te pongas en manos de profesionales inmobiliarios. Además de conseguir un precio de venta mayor, evitarás penalizaciones fiscales y problemas con las Administraciones Públicas.
Por AlianzaSevilla - 6 septiembre 2019

Etiquetas: vender vivienda sevilla, rentabilizar piso en Sevilla, precio de la vivienda en Sevilla, mercado inmobiliario en Sevilla

Recibe los nuevos artículos!

Nueva llamada a la acción

Artículos Recientes